viernes, 22 de octubre de 2010

LA CÁMARA, EL ESPEJO, TU MANO...



LA CÁMARA, EL ESPEJO, TU MANO...

Cómo llegar
a esa imagen petrificada.

En los bordes
habitas sensaciones
evaporándose
exhalan de tus poros
y humedecen las arterias.

Me impacienta tu paciencia
quiero estremecerla
con el roce de mis sueños
de mi falda
de mi aliento entrecortado.

Quiero sumergirme
en la tibieza
de tus ideas
y enredarme
en tus raíces
hasta ser la savia
que recorre
toda nuestra distancia.


A QUIÉN ME ESPERA...





LA MANO DE NADIE

No hay comentarios:

Publicar un comentario